Aquest lloc utilitza "cookies" pròpies i de tercers per a poder oferir-te un millor servei. En navegar pel nostre web acceptes el seu ús Más información x

Quién y cómo ser donante

Donació d'òvuls

¿Quién puede ser donante de óvulos?

Según la legislación actual (Ley 14/2006), las donantes deben ser mujeres de entre 18 y 35 años, en buen estado de salud psicofísica, que no padezca ninguna enfermedad genética ni de transmisión sexual y con total capacidad para actuar. No obstante, la selección definitiva queda a criterio del centro.

El Centro tiene la obligación de informar a la donante, a través del protocolo de consentimiento informado, de las finalidades y consecuencias del acto, así como de los procedimientos y estudios a los cuales será sometida. La donación se debe formalizar mediante un documento escrito entre el Centro y la donante.

¿Qué pruebas se hacen?

En una entrevista personal, previa al inicio del proceso, se comprobaran y realizaran las siguientes pruebas:

  • Antecedentes médicos, familiares y personales de la donante.
  • Control de peso, talla y tensión arterial (para controlar que se encuentren dentro de los parámetros de normalidad).

Si la entrevista personal es favorable el siguiente paso será realizar las siguientes pruebas:

  • Revisión ginecológica.
  • Analítica general completa.
  • Cariotipo (estudio de los cromosomas).
  • Test de portadores (estudio molecular para descartar mutaciones de enfermedades genéticas recesivas).
  • Evaluación psicológica.

Una vez realizadas estas pruebas se entregarán y comentarán los resultados con la donante. En ningún caso implicaran coste alguno para la donante.

Para realizar todas las pruebas siempre se intentará acordar un horario favorable para la donante.

¿Qué implica el proceso de donación de óvulos?

Cuando la mujer es aceptada como donante, se pone en marcha el proceso de donación de óvulos. Para hacer la donación es necesario un tratamiento de estimulación ovárica, que se consigue con la administración vía subcutánea, de una medicación hormonal durante unos 12-14 días. Durante este periodo, el ginecólogo realizará controles ecográficos con el objetivo de comprobar que la estimulación sea correcta.

Una vez los ovarios ya estén suficientemente estimulados, se programará la extracción de los óvulos, por punción ovárica, que se realiza en el quirófano y con sedación suave. El proceso es indoloro y tiene una duración de 15-20 minutos. La donante recibe el alta aproximadamente 1 hora después de la intervención. Se recomienda hacer reposo relativo las 24h siguientes. Se aconseja no tener relaciones sexuales durante el período de estimulación y hasta la regla posterior a la donación de óvulos, ya que existe el riesgo de gestación múltiple y de torsión ovárica. Una vez realizada la revisión después de la regla la donante puede volver a la actividad sexual habitual.

En ocasiones se puede notar una leve distensión abdominal derivada de la estimulación de los ovarios y molestias abdominales el día de la punción. Estas molestias desaparecen espontáneamente después del tratamiento. En muy pocos casos se puede presentar hiperestimulación ovárica que tiene una relación directa con la administración del fármaco necesario para la maduración de los óvulos. Con los controles se puede prever y evitar. En algún caso, por eso, se puede llegar a suspender la punción ovárica pro esta razón. Muy pocas veces se podría presentar intolerancia a la medicación, hemorragia, infección abdominal, torsión ovárica y complicaciones en la sedación.

La ley 14/2006, sobre técnicas de reproducción humana asistida establece que la donación debe realizarse de forma anónima, voluntaria, informada y no remunerada. No obstante, el proceso de donación de óvulos es complejo y se genera una serie de molestias e inconvenientes como son las visitas de control, la administración de la medicación y/o la baja laboral el día de la punción, por todas esas razones se da una compensación económica por resarcimiento por las molestias ocasionadas a la donante. Esta compensación por resarcimiento, esta regulada por el Comité de Bioética de la Generalitat de Catalunya.

¿Qué se tiene que hacer para ser donante de óvulos?

Es muy sencillo. Sólo hace falta hacer una simple llamada telefónica a GIROFIV  o bien rellenar el formulario de donantes. Inmediatamente nos pondremos en contacto y se programará una entrevista donde se informará de todo lo que conlleva la donación de óvulos, cuál es el procedimiento, las pruebas a realizar y responderemos a todas las preguntas.