Aquest lloc utilitza "cookies" pròpies i de tercers per a poder oferir-te un millor servei. En navegar pel nostre web acceptes el seu ús Más información x
TABLA 1: Valores límite de referencia de normalidad de las características del semen según la Organización Mundial de la Salud (OMS) – 2010
PARÁMETROS VALORES DE REFERENCIA
VOLUMEN DE LA EYACULACIÓN ≥ 1,5 ml
CONCENTRACIÓN DE ESPERMATOZOIDES ≥ 15 mill/ml
TOTAL DE ESPERMATOZOIDES/EYACULACIÓN ≥ 39 mill
MOBILIDAD TOTAL ≥ 40%
MOBILIDAD PROGRESIVA ≥ 32%
VITALIDAD (% de espermatozoides vivos) ≥ 58%
MORFOLOGÍA (% de espermatozoides con formas normales) ≥ 4%
PH ≥ 7,2
MAR TEST (espermatozoides móviles con partículas unidas) <50%
TABLA 2: Nomenclatura específica relacionada con la calidad del semen:
Normozoospermia Valores seminales dentro de los límites de la normalidad
Oligozoospermia Número total de espermatozoides inferior a los valores normales
Astenozoospermia Porcentaje de espermatozoides móviles inferior a los valores normales
Teratozoospermia Porcentaje de espermatozoides morfológicamente normales inferior a los valores normales
Azoospermia Ausencia de espermatozoides en la eyaculación
Oligoastenoteratozoospermia Número, movilidad y morfología inferior a los valores normales
Necrozoospermia Bajo porcentaje de espermatozoides vivos en la eyaculación
Aspermia Ausencia de eyaculación


Es recomendable que el diagnóstico definitivo sea establecido por un especialista en esterilidad.

Tal y como indican los criterios estandarizados establecidos por la OMS, para hacer un seminograma y garantizar la validez del estudio se recomienda:

  • Mantener entre 2 y 7 días sin eyaculación
  • La muestra de semen se deberá obtener por masturbación
  • Entregar la muestra al laboratorio antes de una hora desde su obtención

A pesar de todo, se debe tener presente que un seminograma con resultado alterado no implica necesariamente un problema de esterilidad. Por otro lado, un seminograma normal no garantiza que el hombre sea fértil, ya que existen otros factores, como los genéticos, que no son visibles en este estudio y que pueden ser causa de esterilidad. En estos casos, será necesario realizar pruebas específicas complementarias.

Otra prueba diagnóstica solicitada es el Test de Recuperación Espermática (TRE). Consiste en un lavado del semen para separar los espermatozoides móviles progresivos del resto. De esta manera, se consigue valorar la eficiencia de recuperación y permite decidir cuál es el tratamiento más adecuado. Se ha estandarizado que si el número de espermatozoides progresivos recuperados es igual o superior a 3 millones, será posible la Inseminación Artificial. Si el valor es inferior, ya sería necesario plantear un ciclo de Fecundación in Vitro.

Con el resultado de estas pruebas se podrá hacer una aproximación de la causa más probable de esterilidad y elaborar un plan de tratamiento personalizado.

No obstante, en ciertos casos serán necesarias pruebas más específicas que permitan complementar y profundizar en el estudio de esterilidad.